Tónico facial casero


¡Hola maj@s!

Lo sé, la introducción ha sido un tanto "penosa" pero os juro que cuando la citaba de viva voz e iba tecleando, me ha parecido simpática. Y bueno, así como quien no quiere la cosa, os he "colado" para que podáis hacer memoria, los súper artículos referentes a mascarillas y exfoliantes faciales, que podéis realizar en casa con productos totalmente naturales, que además, os aportarán muchos más beneficios que según que productos comerciales, y os supondrán un coste más majo que dichos artículos. (Toma autobombo que me he marcado).

Tónico facial casero

Pues bien, debido al éxito de esos dos artículos, y el motón de mails que voy recibiendo sobre consultas, propuestas de temas, referentes a realizar productos naturales en casa, he decidido embarcarme de nuevo con un nuevo post dedicado a ello, y hoy os voy a enseñar cómo realizar un súper mega chachi, barato y saludable tónico facial casero.

(Por cierto, no "sus preocupéis" iré haciendo periódicamente. Así que si os digo por mail que voy a realizar un post referente a ello, sólo os pido un poco de paciencia. Gracias).

Es de suma importancia que no olvidemos de usar un tónico entre la limpieza y la hidratación de la piel de nuestro rostro, ya que gracias a ello ayudaremos a cerrar los poros, tonificar nuestra piel y a la vez, refescarla.

Pero no sólo eso, el uso de un buen tónico, como los que os voy a presentar hoy, nos ayudará a regular la grasa sin resecar, normalizar el pH de nuestra piel después de su limpieza, firmezaluminosidad, ayuda a favorecer el aspecto de la piel a largo plazo y además, prepara nuestra piel para la hidratación de la misma y que con ello pueda nutrirse al máximo gracias a las cremas hidratantes, que por cierto también os haré un post sobre cómo realizar cremas hidratantes faciales en casa.

Reconozco que lo más práctico es adquirir en tiendas este tipo de productos específicos, pero la verdad yo prefiero, siempre que puedo, realizarlos en casa ya que, así podemos aprovechar los beneficios que nos ofrecen los ingredientes naturales, puesto que no estarán manipulados con ninguna sustancia química, y además, nos podemos ahorrar unas perrillas que nunca viene mal.

Es importante, igual que os comenté en los exfoliantes y las mascarillas, ser consciente de cómo usarlo y su modo de empleo.

Tónico facial casero

En el caso que nos atañe hoy, el uso del tónico es muy, pero que muy sencillo. Cuando ya tengamos la piel limpia, valdrá con empapar un disco desmaquillante con tónico, y aplicarlo sobre la piel de la cara dando unos suaves golpecitos o realizando pequeños círculos a lo largo de todo el rostro.

Pero existe otra opción, si os da pereza ir a por un disco desmaquillante, empaparlo y venga "tiquiti" por la cara, también podéis aplicarlo a modo de spray. Simplemente lo pulverizáis sobre el rostro, eso sí, cerrando lo ojos (no olvidéis este último paso).

Y ya, en ambas opciones, sólo tendremos que dejar que el tónico se seque, o en algunas ocasiones enjuagarnos un poco la cara con agua, y ya podremos aplicar nuestra crema/gel hidratante.

Vamos a ver ahora, algunos tónicos que podéis realizar en casa con productos totalmente naturales y de fácil adquisición.

Tónico de romero.

El romero tiene múltiples propiedades, entre las que se encuentra la circulatória, por lo que será un fiel aliado para realizar un magnífico tónico.

Podéis realizarlo de dos modos, para que no se diga que no doy múltiples opciones.

Para la primera, mezclaremos unos 10 ml de agua natural (embotellada a poder ser) con 15 gotitas de aceite esencial de romero. Y ya tenemos un súper tónico, la mar de sencillo, pero no por ello menos potente. Si escogéis esta opción, os aconsejo que la uséis a modo de spray, y que siempre se agite antes de su uso.

La segunda opción, consiste en preparar un macerado de romero fresco con vinagre. No es necesario hacer mucho, y el resultado de éste, lo mezcláis a partes iguales con agua, es decir 50-50, y ya tenéis el tónico hecho. Lo podéis usar tanto en spray como con el disco de algodón, aunque para esta opción yo prefiero usar el disco. (Serán manías mías....).

Este tónico, es ideal para pieles mixtas.

Tónico de té verde

El té verde es una infusión con miles de beneficios para nuestra salud y organismo, y al tener unas potentes propiedades antioxidantes, nos irá genial para mantener nuestro cutis sano y joven.

Para su elaboración, primero prepararemos una infusión de té verde y otra de manzanilla (mejor si no la hacéis en el microondas, y con medio vaso de cada una, bastará). Dejáis que se enfríen, y las mezcláis en el recipiente que utilizaréis como "porta tónico".  Luego añadiremos unas gotas de zumo de limón (6 o 7), que nos ayudará, gracias a sus propiedades astringentes a cerrar poros y purificar la dermis de nuestro rostro en profundidad. Lo mezclaremos todo bien y ya tenemos un tónico listo para poder ser aplicado. Este tónico también recomiendo ser aplicado con un disco de algodón, y en esta ocasión lo dejaremos en nuestra piel durante 15 min, para luego enjuagarla con agua tibia.

Este tónico es ideal para pieles grasas.

Tónico facial casero

Tónico de geranio y rosa mosqueta

Para realizar este tónico necesitaremos 10 ml de agua natural, 15 gotas de esencia de geranio y 10 ml de aceite de rosa mosqueta.

Mezclaremos bien los ingredientes y ya tenemos otro tónico listo para aplicar, cómo más os guste.

Este tónico es ideal para pieles maduras y/o muy secas, puesto que nutre y regenera en profundidad las células de la piel.

Tónico de aloe vera y limón

No es necesario que os recuerde los múltiples beneficios de la aloe vera para la piel, pero entre ellos, para realizar el tónico, destacar sus propiedades regenerantes e hidratantes, además ayudarnos a limpiar con profundidad nuestra piel. Por otro lado, tal y como os he comentado antes, el limón y sus propiedades astringentes que nos ayudarán a cerrar los poros.

Para elaborarlo mezclaremos dos cucharadas de gel de aloe con una de zumo de limón. Humedeceremos el disco con el resultado de la mezcla y lo aplicaremos por todo el rostro dejando que se seque, sin enjuagar.

Este tónico es apto para todo tipo de pieles.

Tónico de almendras y rosas

Para realizar este tónico mezclaremos 20ml de aceite de almendras dulces con 100ml de agua natural y 15 gotas de aceite esencial de rosa, que ya veréis que aroma más sensual y femenino resulta. Lo mezclaremos bien, y ya tenemos otro tónico para usar.

Este tónico es ideal para pieles secas, y si lo queréis, podéis añadir pétalos de rosa visualmente queda muy chulo.

Tónico de agua de rosas

En esta ocasión nos centraremos sólo con los pétalos de rosas. Este quizás es uno de los tónicos más elaborados.

Para realizar el tónico deberemos hervir medio litro de agua natural, y cuando esté en plena ebullición añadiremos dos tazas de pétalos de rosas. Tapamos el cazo y apagamos el fuego, dejándolo así unos 30 minutos. Filtramos el líquido resultante, y ya tenemos otro tónico que puede ser aplicado sobre nuestro rostro con un disco de algodón.

Ideal para todo tipo de pieles.

Tónico facial casero

Tónico de pepino

El señor pepino, es un alimento ideal para tonificar nuestra piel. Gracias a su elevadísimo contenido de vitamina E y aceites naturales, ayudará a que nuestra piel se hidrate, se repare y le aportará vitalidad. Además al ser astringente, es ideal para cerrar poros y reducir el exceso de impurezas y sebo en nuestra piel.

Podemos realizar un tónico a base de pepino de dos modos.

La primera opción es licuar directamente un pepino, y ya. Sí, sólo realizando este paso ya podemos obtener un tónico para nuestra piel. Y si ni queréis licuarlo, podéis cortar una rodaja y pasarla directamente por el rostro a modo de disco desmaquillante.

Otra opción es, cortar un pepino a trocitos pequeños y con medio litro de agua dejarlo hervir durante unos 30 minutos. Dejaremos enfriar el líquido resultante y ya tenemos otro tónico.

Este tónico debe conservarse en la nevera, durante un tiempo máximo de una semana, y es ideal para pieles grasas.

Podría seguir con múltiples recetas sobre tónicos, pero creo que quizás para empezar, no está mal esta ronda de tónicos la mar de sencillos, eficaces, saludables y económicos.

Antes que se me olvide, un consejo, guardar siempre los tónicos en frascos de cristal, ya sabéis que es la mejor opción a la hora de conservar las propiedades de los productos naturales. Y otro apunte, es mejor ir haciendo poca cantidad, ya que al ser un producto totalmente natural, se puede llegar a estropear. Así que, como veis que son súper fáciles de hacer, mi consejo, es ir haciendo pequeñas cantidades, por ejemplo, cada semana.

Espero que el post de hoy os haya gustado y sobretodo os sea de utilidad.

Si conocéis más recetas y queréis compartirlas, ya sabéis, soy toda ojos.

¡Ah! Y si os apetece compartir el post... ¡tsss es gratis! Jajaja

¡Un saludo maj@s!

Image and video hosting by TinyPic

You May Also Like

0 comentarios

¡Anímate a comentar! ♥Tu opinión es muy importante para mí♥